Beatriz Pabón Acevedo, un año gerenciando desde el Alma

El 7 de julio del 2017 llegó una ingeniera civil a direccionar el deporte, la educación física, la recreación y la actividad física del municipio. Ella, que no tenía idea que era un pitcher, un fuera de lugar, un home-run, un drive, y que se ponía nerviosa por hacer un saque de honor; llegó a ponerle Alma al Índer Envigado y a lograr un gran reto: Trabajo en equipo.

Una mujer audaz, con carácter, generalmente obstinada, trabajadora, comprometida y preocupada por su equipo de trabajo, inyectó una nueva energía al instituto, ella llegó a transformar, a entregar y a buscar una armonía que finalmente se viera reflejada en el trabajo diario y en los resultados.

Desde que ella llegó, el Índer Envigado no ha sido el mismo y eso para nadie es un secreto, ella fusiona músculo y alma; su creatividad, trabajo y disciplina con el amor por lo que hace; ese amor que la hace llorar a menudo, de felicidad, de cansancio quizás, de satisfacción.